Cuando se le pregunta a las personas que identifiquen sus gastos discrecionales, las comidas en restaurantes y taqueras (Taco Trucks) con frecuencia se encuentran en lo mas alto de su lista. Cenar fuera, junto con los gastos de los antros, se identifica frecuentemente como un gasto para recortar en el presupuesto familiar; así se puede tener dinero disponible para ahorrar o invertir o para hacer frente a una reducción en el ingreso. Esto no me sorprende porque, de acuerdo con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, la tercera parte de dinero que se dedica para la comida en este país se gasta en restaurantes de comida.

La cantidad de dinero que se ahorra comiendo alimentos hechos en casa es considerable y útiles para hacer cálculos personalizados sobre lo que se puede ahorrar al consumir alimentos preparados en casa.

Como le mencionó anteriormente, el dinero que la gente ahorra consumiendo más alimentos en casa es solo el principio de sus ahorros potenciales. Para un impacto financiero adicional, la diferencia en el costo entre las comidas caseras y las de restaurantes se puede invertir y permitir que crezca con el tiempo. A través de la magia del interés compuesto (cuando se gana interés sobre interés), pequeñas cantidades de dinero pueden crecer generosamente.

Otra forma en la que los alimentos preparados en casa tienen un impacto en las finanzas personales es el vínculo que existe entre las comidas de restaurante y el exceso de peso/obesidad. La gente tiende a comer comidas más saludables cuando comen en casa porque pueden controlar mejor los tamaños de las porciones y el uso de salsas, aderezos y otros ingredientes con un alto contenido de grasa.

Más allá del dinero que se ahorra al reducir la frecuencia con que come en restaurante y el invertirlo para ganar interés, existe una tercera forma en la que comer más alimentos en casa afecta la economía del hogar.  Los malos hábitos alimenticios y de salud con frecuencia se traducen en gastos médicos elevados puesto que la salud y las finanzas están estrechamente relacionadas y la mayor riqueza es la salud.

Bien se sabe que el consumo a largo plazo de alimentos con alto contenido de grasa y calorías lleva a problemas de salud como hipertensión, enfermedades del corazón, diabetes tipo 2, apnea del sueño, artritis y algunos tipos de cánceres. Las personas que comen alimentos saludables y adoptan un estilo de vida sano, con niveles recomendables de actividad física, tienen menos probabilidades de desarrollar condiciones de salud costosas que pueden acabar con el ingreso familiar, aún en el caso de quienes cuentan con un seguro de salud.

En conclusion los altos precios de los alimentos en taqueras y restaurantes en estos tiempos solo son evitables comiendo mas a menudo en casa.

More From La Super 92.5